martes, 21 de agosto de 2007

unplugged

Debido a un estúpido juego de poder nos hemos quedado sin internet en el trabajo, tendré que acomodarme a regresar a las conecciones nocturnas, es una lástima: la vida era mucho mejor cuando uno llegaba con su lap y se conectaba cinco horas sin que nadie lo molestara (a excepción de las caras largas que generalmente no son tomadas en cuenta). A pesar de todo, la cabina sigue siendo la cabina (betty boop y patito de hule incluidos).

En fin, donde quiera mandar capitán, siempre habrá un corporativo para echarle la culpa....

1 comentario:

Cristina dijo...

Si eres la Erika de la radio, me ha gustado mucho más esta versión tuya.
Si no eres también. Un saludo Moreliano.