sábado, 6 de junio de 2009

Y cuando nos creíamos en el hoyo...

No tienes nada qué perder, me dijo mi pequeño hermanito dejándome el domingo después de hacerme cita de trabajo porque yo no tenía ánimos ni de levantarme...

Lunes a las 4:30. Ánimo, buena actitud eeeh!! Decía el mensaje que me mandó desde la nada donde trabaja.

La cita era a las 5:00 pero Sr. Mala Fama llegó a las 6:00 cuando ya me iba (Esperar una hora para que pisotearan mi ego ya era demasiado indigno, pensé)

Lo vi de lentes paso rápido y ensimismado. Después me di cuenta que siempre sería así. Pásate, me dijo sin verme. Yo iba con un ánimo jodón. "Si me hiciste esperar, por lo menos vas a soportar mi acidez."

Puso sus condiciones y yo contesté con las mías. "Seguramente te han dicho que soy un mamón pero soy el mejor de todos. Vas a tener al mejor maestro"

"Si si si (eso ya lo he escuchado mil veces) Una cosa: no me trates mal (a estas alturas ya tuteaba a mi próximo jefe), no me hables fuerte, no me piques el orgullo. Eso conmigo no sirve. Soy una nena y bien nena. Conmigo pórtate bien y todos seremos felices."

"Me caiste bien Torreblanca"

Dicen que con eso firmé mi sentencia de muerte, yo digo que ha funcionado. A una semana el trabajo ha sido duro pero tengo una cascada de cosas que ya he aprendido y más por asimilar. Mi nuevo jefe es callado, duro, muy exigente, muy respetuoso y sí, es un mamón (yo creo que es mal de sus contemporáneos periodistas, aunque ninguno que he conocido tiene todavía mis respetos). Empieza a tener mi simpatía eso sí y quizá yo la de él (aunque no lo demuestre).

Me he unido al mundo más extraño de los que conozco. Me cae que ni mi paso por el mundo de los artistas había sido tan raro como el de los periodistas, siempre cuchicheando, de zapato bajo y una mirada un tanto hostigante.

Hoy me dijeron que firmaré contrato pronto, mi pago es quincenal, tengo prestaciones y trabajo de lunes a viernes, como en toda empresa, esperan mejorar los ingresos para poder subirme el sueldo en unos meses. Aprendo mucho, rápido, tengo más historias por contar y un jefe que me respeta. Existe algo mejor? Puede que sí, pero por el momento me conformo.

No sé, temo cantar victoria. Por eso lanzaré un brevísimo wiii, sin embargo quizá no todo esté perdido. Cuestión de actitud, diría mi pequeño hermanito que generalmente parece ser mayor que yo. A ver, otra vez wiiiiiii....

P.S. Mi casa sigue en proceso de reconstrucción pero por lo pronto tendré un cuarto rojo catarina. Una vez más wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

3 comentarios:

Pink dijo...

Felicidades, me da gusto que tan pronto hayas encontrado trabajo, estoy segura de que todo saldrá mucho mejor de lo que esperabas, pon todo el empeño que puedas y seguramente dentro de muy poco te va a ir mucho mejor.

De todo corazón felicidades.

PrincessPinkPao

P.S. Pasa algo de buenas vibras para que yo encuentre chamba jejeje.

Galaxia dijo...

Wiiiiiiiiiiiiiiii!!!!

Felicidades Residuoooo!!! Eso del jefe respetuoso es importante!

Cuando y a donde iremos a festejar???

Por cierto, el 26 viene Edgar Oceransky... vamos???
Te quiero!!

Simbad de la Porra dijo...

Ama tu trabajo
pero no te enamores de tu empresa.

...dicen.