lunes, 31 de diciembre de 2007

Estrenando capricho:

Quería hacerlo desde hace más de 5 años. "Con esa cara de niña no se te verá bien". Fue suficiente para desistir a mi arranque, además, debo reconocerlo, siempre le he tenido pánico al dolor. Sumémosle que soy vanidosa (a mi modo) y no soportaba la idea de ver una cicatriz en mi cara si las cosas salían mal. Hasta el año pasado...

"Te quedaste sin ceja..." "No importa, me pongo un arete..." Así lo decidí. No volvería a limitarme, pero pasó un año y 2 meses para cumplir este capricho...

Como escribí, la idea me había dado vueltas pero quería algo especial, no se, ir con Dory para que me dijera "no mames wey, te va a doler.... y un chingo" o tal vez esperar que Saute me recordara con su expresión paternal "chaparrita, piénsalo bien..." En definitiva Richie gruñón no era opción después de su "no crees que ya estás muy vieja para eso?". Por eso cuando pasé por el local y lo vi abierto me crucé del carril de alta para estacionarme al más puro estilo chilango.

No importó ir sola, finalmente era ahora o nunca.

"Si tienen aretes morados será una señal positiva"
RESI: Hola, tienes aretes morados?
SR. PERFORADOR: mmm nop
RESI: Ok, me puedes enseñar otros? Qué me recomiendas? Bueno, a ver, déjame poner en orden mis ideas, es que vengo a que me convenzas de ponerme un arete en la ceja...
SR. PERFORADOR: (cara de: " y yo por qué?") por qué vienes entonces? no quieres? o si quieres?
RESI: si, si quiero pero me da miedo. cuánto cuesta?
SR. PERFORADOR: (cara de: "esto es todos los días") bien, te sale en $250 y se te va a ver muy bien
RESI: duele?
SR. PERFORADOR: si, pero no mucho (cara de "mira que bonita niña, se quiere hacer la mala")
RESI (que es una facilota de primera): ok ya me convenciste...

Los siguientes 20 minutos me la pasé platicando, sin sentido, como cuando me pongo nerviosa, cambio las palabras, no hilo las ideas, el rostro se me pone rojo, las manos me sudan y hablo, hablo, hablo. Parecía como si me fueran a practicar una cirugía mayor... lo notó y, como buen caballero, fue gentil.

Las indicaciones fueron no tocarme la ceja mas que dos veces al día cuando me limpiara la herida. Me gusta cómo ha quedado el aretito en mi cara, modestia aparte, me veo bastante bien. Impresiones al respecto:
"Viejilla loca"
"Pinche vieja"
"Wey, que chido se te ve"
"Desde ahora te has quedado sin novio"
"Jajajajajaja que chido"
"Te da un aire de inocencia perversona"
"Tu eres una dama, se supone que no deberías hacer eso"
"Wow, te ha quedado perfecto"
La nota se la ha llevado Torreblanca cuando llega a casa con un líquido desinfectante para la perforación "toma, y póntelo porque me salió muy caro"...

Sí: termino bien el 2007.

3 comentarios:

Antiqva dijo...

Amiga, buen ejemplo de un dialogo contigo misma. Veo que tu misma te has convencido, asi que a disfrutar del cambio.

Por cierto ¿que indica CHAPARRITA en Mexico...

¿Quizas similar a CHAMAQUITA?

De nuevo, los mejores deseos para este nuevo año, ya tan peligrosamente cerca...

Cristina dijo...

sabes? ahora si eres la mujer maravilla!! y no por lo de la edad porque chiquilla eres, sino por lo valiente para agüantar el dolor!! eres mi ídolo!!
te dejo abrazos y todo lo que ya platicamos para el 2008!!
Besos.

Papillón dijo...

Si, como que estas sentada en el banquillo de los acusados, y el perforador con un aire de suficiencia, que no veas, yo también, he recibido esos comentarios, jajajaja…y me convencen cada día mas que lo que hice, lo hice muy bien. Me perfore los labios por dos razones, una, porque ya quería hacerlo al igual que tu, porque es una llave de libertad (¡Con solo jalar la perilla!) jajaja. Y dos, como dice el personaje de Agrado en Todo sobre mi madre: UNA ES AUTENTICA CUANDO MAS SE PARECE, A LO QUE SE HA SOÑADO DE SI MISMA.

Felices hoyitos de la libertad de expresión.