martes, 18 de diciembre de 2007

Desde el DF

Llegué a esta ciudad el viernes por la noche, me reencontré con lindos momentos, viaje en el metro, cena con manteles a cuadros, lindos recuerdos, olor a casa.

Los días han pasado muy rápido, tal como corre todo aquí. El tiempo vuela, la gente va aprisa, pocos se detienen y les molesta. Los observo, fascinada de su vida, de su cotidianidad de la que ellos escapan pero siempre volvemos. Esto es parte de
nosotr@s. Nunca me ha alcanzado el tiempo, no me alcanzan las calles. Todavía me quedan algunos días... ¿Por qué he regresado? Tengo mis motivos, demasiado propios para declararlos en voz alta (mucho menos en letras).

Cada vez que vuelvo encuentro cosas diferentes. Este es mi escondite. Me gusta refugiarme en este cielo gris, debo confesar que no extraño la ciudad naranja sin embargo hoy echo de menos a algunos de sus habitantes...

1 comentario:

Cristina dijo...

Disfruta estos dias, disfruta tus dias. Te dejo un abrazo y mis buenos deseos para ti. Nos leemos el año que entra y que vengan muchas letras chiquilla, muchas letras!!