martes, 2 de octubre de 2007

No se olvida....

porque volar sin quererlo no es agradable
porque escuchar entre sueños los sollozos de mi padre me ha perseguido todas las noches durante un año
porque nunca imaginé cuánto se me podía antojar una Coca
porque el dolor de espalda es crónico a mis 25
porque cada vez que llueve recuerdo
porque durante las noches, su mano sostuvo la mía mientras se preguntaba cómo iba a lograr salir de ésta
por su beso en la frente
por el ángel de mi guarda
porque me he prometido devolver el favor
por las noventa y tantas visitas en el hospital
por quienes se preocuparon
por las oraciones, las veladoras prendidas
por las flores, los kilos de fruta
por las lágrimas de mi hermano convertidas en gritos
por los primeros pasos de mamá
por los restos del auto que aún guardo en el baúl
porque al igual que los árboles, testigos de la sangre de aquella tarde, mi cuerpo decidió guardar la historia en piel
porque un accidente es sólo eso
porque morir no se siente nada, cuando una está dormida...



porque todo fue como debió haber sido,
porque a un año, nosotros estamos donde debemos estar

1 comentario:

Cristina dijo...

¡Impactante!...
Seguro que estas donde debes estar, donde Dios quiere que estes, donde vas dejando una estela brillante a tu paso y donde el amor se siente en tus palabras.
Te abrazo con cariño, de amigas como de muchos años, con cariño chiquilla.