sábado, 16 de febrero de 2008

YA TE CASASTE?

“¿Maestra no está casada?” Y a preguntas necias, oídos sordos. “De verdad maestra, ¿No se piensa casar? ¿Cuántos años tiene? ¿Pero ya tiene novio verdad? “ No creo, no te importa, si. “¡Ay qué bueno, maestra, porque ya a su edad…” ¿A mi edad? ¡Si no soy ni 10 años mayor que tu y además tengo una cara de niña que ya la quisieras muchacha insolente! Pronto se que la pregunta irá repitiéndose, no solo con mis alumnos, sino también entre la gente de mi generación. La pregunta incómoda que abunda cuando no hay mejores cosas por decir: ¿Ya te casaste?

La diferencia eterna entre señora y señorita “mejor seño, pa’ no entrar en detalles”. Háblame de tú que lo mismo puedes faltarme al respeto si me hablas de usted. No es necesario que me pregunten si tengo novio, esposo, amigo o amante porque bien puedo tenerlos a todos (y hasta en diferentes cantidades). O ninguno: por comodidad, porque falta tiempo o simplemente porque no se me da la gana. No pasa nada si no quiero salir, no es necesario pintar corazones y tampoco me urge una dosis de pasión. “Seguro se va a amargar con el tiempo” no lo creo. Puedo amargarme con amor o sin él y eso, también es decisión propia.

Somos seres sociales, no podemos vivir solos e incluso, por instinto, nos reproducimos. Lo complejo se mete en cuanto a relaciones de pareja. Todo comienza con las citas. “¿Quién paga?” La pregunta me la hizo una amiga hace algunas semanas “No se, bueno depende, ¿Quién invita?” “¿Es decir que si yo LO invito al cine, yo tengo que pagarle su entrada?” Ahí empezamos.

La cuestión es que en algún momento fuimos aprendiendo reglas en la familia, en la escuela, con los amigos. Pero la mayoría de las veces esas reglas suelen ser contradictorias. Tal vez, una mujer aprenda a obedecer a su marido porque es la única manera de tenerlo a su lado o haya otras a las cuales les guste ser dominantes antes que dominadas. Mientras un hombre es enseñado a no ser cortés porque es símbolo de debilidad o sentimentalismo, existen mujeres que se derriten cuando él llega con un detalle. La forma de concebir el amor complica más la situación.

No podemos dejar atrás las fórmulas vendidas de “una buena pareja” sobre todo en los adolescentes, donde las chicas hacen como si mandaran (por aquello del mal entendido woman power) los chicos como si obedecieran (por aquello del mal entendido complejo de hijo desobediente) y todo el mundo opina sobre ell@s: l@s profesor@s, de su sexualidad; los padres, de si son muy jóvenes para el noviazgo; l@s amigos son los peores, porque esos opinan aunque nadie les pregunte o acaban por destruir una relación de dos.

Lo cierto es que el ambiente es determinante para crearse fantasías, la mayoría de las veces origen de frustraciones y malos entendidos. Por ejemplo aquello de “amar y querer no es igual” “hay un solo amor en la vida” “moriría por ti” “tu y yo somos uno mismo”. La vida no es como las novelas, el cine o las teleseries. No es requisito indispensable casarse para ser feliz. Tampoco es necesario sufrir eternamente por amor. Mucho menos gana el bien o el mal dentro de la historia. En la universidad cursé una materia llamada sexualidad y pareja, donde no sólo se hablaban de métodos anticonceptivos y prevención de ets, sino que nos enseñaron a comunicarnos con el otro, a amarnos en solitario, ser más abiertos y receptivos. ¿Por qué esa información no nos llega antes? Nos ahorraríamos muchos problemas.

5 comentarios:

Antiqva dijo...

Pero si eso de casarse ya no se lleva...

Eso yo solo lo hacen algunos dinosuarios de antes del diluvio...

Animo, amiga, que desde que "te conozco" cada dia te veo "mas valiente y mas guapa".

Un abrazo

Cristina dijo...

El estado civil no dice nada sobre la edad o la madurez de una persona, en todo caso solo define su rol social. La juventud se lleva en el alma y el amor no tiene edad...así que, digan lo que quieran estamos más alla del bien y del mal jajaja..besos Erika!

Rubén dijo...

¿O sea que no estabas guardandote para mí?
Oh, desilusión.

Icarus dijo...

Es mas chingon cuando puedes contestar........
Casarme????? Ya hasta me divorcie!!!
JAJAJAJAJAJA
Besos desde aca
Manuel

http://www.icarotropezo.blogspot.com/

Papillón dijo...

¡Amén! bien dicho, sobre todo la parte donde dices de los amantes, y de amargarte con amor y sin amor, tus palabras me reconfortan ya que pense que eramos pocas ya je!...